relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi -inocente- primita (2)





Relato: Mi -inocente- primita (2)

Mi "inocente"primita II.


Desvirgando a mi primita


Al día siguiente de haber descubierto que mi "inocente"
primita era una verdadera puta pensé en no dejar que las cosas se enfriaran para
poder aprovechar la situación al máximo, así que a la hora del desayuno
aproveché un momento de distracción de Rebeca y mi tía para acercarme por atrás
y pegar mi pene contra el trasero de Mariana, ella se despegó, pero me sonrió de
manera que me daba a entender que no le había molestado en absoluto. Así pasaron
varios días de jueguitos y toqueteos con mi primita.


El jueves la suerte me sonrió y cuando regresé a casa por la
tarde me encontré una nota de mi tía donde me decía que había llevado a Rebeca
al dentista, que por favor esperara que Mariana volviera de su clase de inglés,
miré mi reloj y me di cuenta de que mi primita estaba por llegar y como teníamos
un buen rato para nosotros solitos me preparé a recibirla.


Cuando Mariana llegó me encontró desnudo en mi cama viendo
una película porno, me dijo que si estaba loco, que su mamá y su hermana podían
sorprenderme, pero yo para tranquilizarla le mostré el recado de su mamá y
entonces ella se me quedó viendo de un modo que no dejaba lugar a dudas de lo
que estaba pensando, se sentó en la orilla de la cama y me dijo que si la
invitaba a ver la película, yo solo le puse como condición que como yo estaba
desnudo, ella se tenía que desnudar también.


Una vez que estuvo desnuda se acostó junto a mí, yo deje
pasar un momento para que viera la película y entonces tomé su mano y la puse en
mi pene, ella sin decir nada me empezó a masturbar deliciosamente, entonces poco
a poco fui acercando mi mano hasta que empecé a acariciarle las tetas, ella
soltó un breve suspiro y yo seguí acariciando todo su cuerpo, cuando llegue a su
almejita, ella dio un respingo, se paró de golpe y me dijo que eso no estaba
bien, que eramos primos y que no podía ser, pero todo resultó ser un pequeño
drama, porque no me costó nada convencerla y retomar las cosas donde las
habíamos dejado, nos volvimos a echar en la cama acariciándonos ya sin que nos
importara ni la película ni nada que no fuera fajarnos el uno al otro.


Estaba disfrutando de lo lindo y entonces empecé a acariciar
su almeja y clítoris, ella se empezó a contonear y a darme indicaciones –"Así,
así, más arriba, más rápido, más, siiii, siiii, asíiiii, más ráaapido,
siiii..."- hasta que tuvo un orgasmo, entonces ella me besó en la boca, cosa que
no habíamos hecho, y nos entrelazamos en un delicioso juego de lenguas que duró
algunos minutos.


Yo, para aprovechar el estado de calentura de mi prima, y
para calmar el mío, le pedí que me mamara el pene, ella no estaba muy segura de
querer hacerlo, y para convencerla seguía jugando con sus tetas, dándoles
pequeños besitos y rozando sus pezones con los dientes, y descubrí que esa iba a
ser la llave que me abriría muchas puertas, porque ella aceptó mamarme el pene
mientras yo le chupaba la almeja, así en menos de lo que canta un gallo estaba
en la gloria haciendo un 69 con mi prima, y aunque al parecer en un principio
ninguno de los dos eramos muy buenos, poco a poco nos enseñamos mutuamente y
acabó siendo grandioso.


Cuando estaba por eyacular le avisé, pero ella siguió
chupando y me dijo que quería que terminara en su boca como en la película que
habíamos estado viendo, lo cual me excitó muchísimo y casi al instante me vine
como no lo había hecho nunca, y esa fue una de las pocas veces que acabé en la
boca de mi prima Mariana, pues no le pareció muy agradable que digamos, y en lo
sucesivo solo me dejaba hacerlo en ocasiones especiales (como mi cumpleaños por
ejemplo). Ella siguió dando besitos y lengüetazos en mi glande y yo continué
jugando con mis dedos y lengua hasta que también ella tuvo un orgasmo que por
sus gemidos y la expresión de su rostro debe haber sido bastante bueno.


Enseguida me acomodé para poder seguir disfrutando sus tetas,
mientras ella parecía estar obsesionada con mi pene porque no dejaba de
acariciarlo ni un momento, y me tenía tan caliente que estaba por venirme otra
vez en cualquier momento, así que me paré de la cama y fui a la cómoda para
sacar un condón, Mariana estaba tan excitada que se paró de un salto, me empujó
sobre la cama y me arrebató el preservativo y me lo puso, yo estaba un poco
sorprendido por el modo como se comportaba mi prima que supuestamente hasta hace
unos días nunca había visto un pene y ahora se comportaba como toda una experta.


Entonces se sentó en mi abdomen con una pierna a cada lado y
empezó a moverse hacia delante y atrás volviéndome loco, por mi parte empecé a
masajearle las tetas y poco a poco fui bajando las manos hasta llegar a su
trasero, en ese momento ella se levantó un poco, tomó mi pene y muy despacio se
lo empezó a introducir, yo estaba que echaba espuma por la boca y no pense que
fuera a aguantar mucho. Cuando tuvo adentro cerca de la mitad se detuvo un
momento, respiró profundo y siguió empujando ahora más rápido hasta que lo tuvo
todo adentró emitiendo un gemido y dejándose caer sobre mí. Era como estar en el
paraíso, sentía un calor muy especial del cuerpo de mi prima sobre el mio, y mi
pene, ¡WOW!, definitivamente iba a explotar en cualquier momento.


Acaricié por un momento la espalda y el cabello de mi prima,
que volvió a besarme de un modo que me robó el aliento, luego empezó a moverse
lentamente y fue acelerando el ritmo hasta que no pude aguantar más y terminé
con una fuerza que por un pequeñísimo instante sentí un desvanecimiento
delicioso. Afortunadamente mi pene seguía como roca, y solo tomó un momento
cambiarme de condón para volver a penetrar a mi primita, solo que esta vez yo
quedé arriba, ella gemía como loca y solo atinaba a decir –despacito,
despaciiitooo, ahhhh, siiii, despaciiiito–. Seguimos así hasta que tuvo un
orgasmo, entonces me pidió que se lo sacara y me masturbó con la mano hasta que
una vez más me vine y quedamos rendidos en la cama.


Unos instantes después se levantó y me dijo que era mejor que
nos bañáramos porque su mamá y su hermana no tardarían en llegar, salió de mi
cuarto y yo me quedé tirado en la cama otro rato, hasta que oí que mi tía
llegaba y corrí a darme un baño.


Durante algunas semanas Mariana y yo no perdíamos ninguna
oportunidad para echarnos aunque fuera un rapidito, al grado de que varias veces
estuvimos a punto de ser descubiertos, hasta que...



Continuará... (Cuando nos descubrió Rebeca).



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 8.00





Relato: Mi -inocente- primita (2)
Leida: 3204veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados




Datos Legales de acuerdo con las leyes españolas LSSI e internacionales 18 U.S.C. 2257

Portal de contenido adulto administrado por :

Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com



el mejor porno lesbicosexo babosas gratisorgia de bisexualespaja mutuatias follando con dos tiosprimer porno analmatrimonios maduros pornose masturba con la almohadaclitores enormesrelatos cojeme estoy insatisfecha dijo mi patronatiad desnudasporno maduro jovenrelatos de forzadashermano se folla a su hermanatodorelatsrelatos porno mi hermana y mi madre en micro mini bikinijoven y viejo pornoporno universitarioporno duro violacionviolacion porno xxxquinceañera tetonacine erotico lesbianastios heteros follandoporno viejitosmis zorras.conconsoladores gaysrelatos pornos de las estudiantes tienen relaciones con los profesores y conserjessexo lesbico salvajetoros pornotias follando con sobrinomanoseos en el metrocuentos eroticos ana belenrelato lesbicosrelato erotico mp3sexo madres y hijosporno y masajefollando preñada123 amatuervecinas ardientesporno esposas infielesputa corriendosexxx hija y padrecoño de viejaespiando bañosrelatos porno la repartidoraclub de las pajastríos madurasrelatos porno con madurasfollar con papavídeos porno gratis de zoofiliavideos porno de gitanospeliculas porno de romanossexo entre hermanos gratischupandole las tetasmasturbaciones femeninasnietos follando abuelasfotos casadas infielesconsolador culomadres caxondasvideoclub pornojirafas follandohermano folla a hermanarelatos sexo triosdesvirgamientosporno lesbianas amigasancianas haciendo sexorelatos porno suegraporno con anlmalesrelatos eroticos maduras infielesrelatos sexo caserorelqtos porno