relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Historia de un judio





Relato: Historia de un judio

Uno de los capítulos más oscuros de la historia alemana se
desarrollo durante los años veinte, treinta y cuarenta del siglo veinte. Adolf
Hitler, el llamado Fuhrer , "EL LIDER" y sus figuras que atemorizaron Alemania,
Europa y mundo. En1920, Hitler se hizo socio del partido nacionalista obrero
alemán, conocido como NSOAP o partido Nazi, el objetivo era unificar a todos los
alemanes en una nación, creo un ejército del partido llamado camisas marrones
"Braunhemden".


Hitler sostenía que los culpables que las deudas de su país
eran acometidas por la masificacion de razas, judíos, gitanos, raza de color, y
minusválidos .Prometió que limpiaría Alemania de esta plaga. Subió al poder y
llamo a su gobierno Drittes Reich , "Tercer Reich", sus tropas fueron
sangrientas y devastaron medio mundo en perseguir su sueño de ver una raza
humana nórdica y perfecta llamada "Los Arios",creando campos de concentración
exterminando a razas humanas, el plan se denomino Endlosung, "SOLUCION
FINAL"...........


Invierno de 1933, me llamo Aarón, en judío significa gran
montaña, me encuentro en un tren de mercancías dirección a Berlín,
aproximadamente somos unas 10,000 personas entre polacos, gitanos , judíos…
estamos apiñados como si fuésemos bestias de pienso que van al matadero, a mi
lado veo muchas caras de miedo y angustia, no conozco nada de esta gente ,solo
se sus nombres que me dijeron con voz baja temiendo ser oídos por los camisas
marrones, ese es el nombre que les damos a los guardias, a mi derecha esta
Admiel y Abiie, a izquierda Abel , todos nos miramos a los ojos pero nadie se
atreve a decir nada. Llevamos tres días viajando, parando en cada estación y
recibiendo al día una ración de maíz quemado y seco, hoy por fin llegamos a
Berlín, estamos extenuados, los más débiles se dejan caer al suelo porque las
piernas ya no aguantan el peso de su cuerpo. Las frías ruedas del tren empiezan
a rechinar al intentar frenarse contra los oxidados raíles, nos agarramos todos
uno a otro temiendo la avalancha de cuerpos que sufrimos al parar el oscuro pero
largo tren, después de unos minutos del ruido ensordecedor frenando los vagones
paramos, intento hacerme sitio y por las tablas rotas del viejo vagón veo que
estamos en una estación, muy grande y muy vigilada, desde mi altura alcanzo a
ver unos treinta o cuarenta guardias, todos esperando el cargamento tan
preciado, pues según se comenta nos llevan a una fabrica de armas para trabajar
en ellas.


Siento unas voces que vienen de delante del vagón no puedo
verlo pero su voz es tan fuerte que se escucha hasta en el ultimo rincón de la
estación, un silencio precede su voz que es roto por el crujir de las puertas
abriéndose, nadie sabe que sucede, la gente asustada empieza a llorar, de pronto
se abre nuestra puerta y un fuerte sol nos ciega la vista, seguido de una fuerte
lluvia que nos empuja hacia a dentro, pero el agua es agradecida, los guardias
empiezan a dar voces y a sacarnos de los vagones, al fondo vemos unos camiones
de guerra, son inconfundibles por su color verde oscuro, nos intentan conducir
hacia ellos pero entre nosotros hay muchos enfermos y después de tres días sin
andar lo único que pueden hacer es arrastrarse pero los guardianes usan sus
porras y les obligan a levantarse , a veces sin conseguirlo. Al acercarnos a los
camiones nos apilan en grupos, al azar. de modo que pierdo de vista a dos de mis
acompañantes, nos suben a empujones y de vuelta a reiniciar otro duro y penoso
viaje, sin darnos tiempo a saber que sucede , los camiones empiezan a moverse y
sacarnos por las venas de la ciudad, por las calles no hay mucha gente, sus
casas están cerradas, algunos decididos se asoman por las ventanas y sin decir
nada nos miran, pero sus caras reflejan el odio que sienten por nosotros, pronto
dejamos atrás las oscuras calles de Berlín y nos adentramos en unas montañas las
cuales hacen el camino mas lento y sufrido.


Bien entrada la noche y tras dos horas de largo camino ,el
convoy para poco a poco, asomándome por un agujero puedo ver que la fila de
camiones es muy larga, nunca había visto tantos juntos, unos guardias empiezan
abrir las portezuelas y hacen bajar a la gente, el ruido que producen es
insoportable, insultando y pegando con sus duras porras, al llegar a nuestro
camión y abrir las puertas, intentamos salir lo mas rápido posible temiendo la
ira de los guardias .


Nos apilan en grupos y nos hacen bajar por un camino, al
llegar a una explanada nos ordenan que paremos y tirarnos al suelo, la gente
llora, grita y enloquece temiendo lo peor, pero de pronto a lo A lo lejos vemos
un grupo de personas, no mas de cien, también van apiladas y en grupos, al
acercarse vemos que son mujeres y por su aspecto son judías, una vez a nuestra
altura las hacen mezclarse con nosotros, la bienvenida es agradecida por ambos
lados.


Las voces de los guardias empiezan a mover la multitud y nos
encaminan hacia el final de la ladera, al llegar a ella podemos ver la silueta
de los metálicos y fríos raíles de un tren, y según las intenciones de los
guardias allí nos dirigimos ,llegamos a una estación pequeña y nos hacen subir a
unos vagones, al subir podemos ver que hay restos de excrementos animales y por
el fuerte olor no llevaban mucho tiempo allí, y pude ver algo que nunca imagine,
las mujeres cogían las boñigas y sin ningún pudor se las llevaban a la boca,
según ellas hacia tres días que no comían nada. Al fondo del vagón, tumbado en
el suelo pude ver a una mujer, aunque parecíamos todos iguales , la cabeza
rapada ,la piel quemada por el frió, la mirada cansada, triste y la ropa gastada
y sucia, pero sus ojos eran la cosa mas bonita que nunca jamás había visto, me
sorprendió que en medio de tanta tristeza y dolor hubiera algo tan bonito, me
acerque como pude y me senté a su lado, apenas podía hablar, tenia llagas en la
cara y boca, las lagrimas habían dibujado unos surcos de limpieza en su rostro,
le toque la cara y acercándome le bese en la mejilla , su rostro me lo agradeció
con una leve mueca, se llamaba Marlet, era del sur de Polonia y llevaba un año
trasladándose en campos de trabajo ,estuvimos hablando durante horas, era la
forma mas sencilla de evadirse de todo este horror .


El camino duro cinco días mas, fuimos bordeando el rió Elba
pasando por Hamburgo y Schwerin y hasta que por fin una mañana muy fría llegamos
a las afueras de Rostock, el viento soplaba de una forma endemoniada y unas
pequeñas gotas de nieve nos rajaban la cara, nos hicieron bajar de los camiones
y delante de nosotros teníamos un campo de trabajo, así es como les llamaban la
S.A. ,o campos salvajes, según el gran cartel de la puerta metálica de la
entrada se llamaba Dachau , su aspecto era terrorífico, constaba de cinco
bloques que desde mi altura se distinguían perfectamente, la parte mas visible
era la Comandancia y los barracones de los presos, los barracones se dividían
por niveles, el nivel uno era para presos religiosos, el nivel dos para presos
peligrosos y tercer nivel para los muy peligrosos, por suerte nos metieron en el
nivel uno, su interior era un andrajoso espacio vacío que ocuparíamos nosotros,
no habían ni colchones en el suelo como en los otros campos de trabajo que había
estado, nos acomodamos como pudimos e intentamos dormir algo .


Un fuerte ruido contra la puerta de nuestro barracón nos
despertó, golpeándonos nos llevaron al centro de una especie de plaza, allí nos
separaban por estatura o fuerza física, afortunadamente yo aun no sufría la
extrema delgadez de mis compañeros, y nos llevaron a el edificio mas alto que se
levantaba en el campamento, en la entrado había un cartel pequeño en el cual se
leía Medico de Campo, allí nos cruzamos con varias mujeres ,para mi sorpresa que
pude ver a Marlet, nos metieron en una habitación de un color azul cielo y nos
dijeron que nos desnudáramos, empezaron a examinarnos uno a uno, las orejas,
dientes ojos y partes del cuerpo, cuando acabaron nos vestimos y nos dieron un
poco de agua y maíz reseco, agradecimos el gesto aunque aun mas nuestros
maltratados estómagos, al cabo de una hora entro un guardia , aunque por las
voces que daba no era un guardia sino que tendría algún mando, se acerco a
Marlet le toco los pechos y mirando aun guardia le ordeno que se la llevara,
alzo la mirada y me miro a los ojos, yo intente desviarla pero fue demasiado
tarde, se acerco me toco los hombros y dio la misma orden al guardia, nos
llevaron a una habitación mas grande y con muchos armarios, el guardia cerro la
puerta tras nosotros y se hizo un silencio sepulcral, ninguno de los dos se
atrevía a decir nada, incluso ni nos mirábamos, no se cuanto tiempo estuvimos
allí dentro pero fue eterno .


La noche llegaba por le pequeña ventana de la habitación, la
puerta se abrió de un fuerte golpe y aparecieron dos guardias , nos dieron una
bata y pantalones blancos , nos acompañaron a la parte alta del edificio, allí
nos llevaron a un desván y encontramos dos camas, una mesa ,dos sillas y un
armario, un guardia nos dio unas bolsas con mas ropa del mismo color que la
anterior, entro un hombre de aspecto serio pero sin uniforme y nos explico que
íbamos a ser los sirvientes del general Bor, no sabíamos en que consistiría
nuestro trabajo pero todo era mejor que estar en los barracones ,nos sentíamos
afortunados .


Paso el invierno, la primavera y llego el verano, dentro de
lo que cabe éramos afortunados, intentábamos vivir bien, aguantando los insultos
y maltratos de los guardianes, una noche después de acabar nuestras tareas nos
retiramos a nuestra habitación, Marlet se metió en la cama, después de rezar mis
operaciones me metí con ella en la cama ,nuestro aspecto había cambiado ,
nuestra delgadez había desaparecido y Marlet había vuelto a su estado normal ,
tenia una cintura muy fina pero curvada, sus pechos eran pequeños , redondos y
firmes, empecé a tocárselos con ambas manos y note como sus pezones endurecían
de tal forma que me excito , ella llevo su mano hacia mi pene y empezó a
tocármelo dulcemente , en ese momento la puerta de la habitación se abrió y
entro el general Bor , iba en estado de embriaguez, al ver nuestros cuerpos
desnudos se abalanzó hacia nosotros y empezó a golpearnos, enseguida aparecieron
dos guardias, me cogieron y empezaron a golpearme, yo metí la cabeza sobre las
piernas y aguante la ira de los guardias, me cogieron de las manos y me las
ataron tirándome aun rincón, a ella la echaron boca abajo en la cama.


Dejando al descubierto mas allá de su espalda , la agarraron
por las manos y mientras tanto el general empezó a tocarle el cuerpo, ella
lloraba llena de terror, el general se bajo los pantalones dejando al
descubierto su enorme pene y sin vacilar la penetro, un gemido de dolor surgió
de su boca, embestía con tal fuerza y dureza que el cuerpo de Marlet chocaba
como la pared y la estaba empotrando, un guardia se saco su pene y se lo metió a
la fuerza en la boca, de tal forma que hizo resbalar dos lagrimas de sus ojos,
el general no paraba en su empeño hasta que cansado por el esfuerzo retrocedió y
golpeando al guardián, hizo que Marlet se levantara y le metió el pene en la
boca ,sujetándola fuertemente con ambas manos hasta ver que ella se atragantaba,
las arcadas se sucedían, mientras tanto los guardianes apretaban los pechos de
ella con tal fuerza que les clavaron las uñas en sus maltratados pechos, el
general excitado al máximo empezó a gemir y pronto se acabaría, apretó la cara
de Marlet con mas fuerza y con un movimiento rápido empezó a eyacular en su boca
obligándola a tragárselo todo, cuando acabo la golpeo fuertemente en la cabeza
dejándola en el suelo sangrando, muerta de miedo y horror, los guardias me
miraron y empezaron a golpearme, dejándome mal herido, y nos dejaron solos tras
cerrar la puerta con un gran portazo, nos miramos a los ojos y pude ver el
rostro de terror que reflejaba su mirada..


Desde entonces todos los sábados a la misma hora el general
sube al desván y nos recompensa con una larga visita, pero no se confundan, nada
es peor que estar en los barracones..........


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Historia de un judio
Leida: 820veces
Tiempo de lectura: 7minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos













Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


hijo pornoeroticos eldaviudas folladasrelatos d como me enfiestaron un par realchica sexo con caballomadres sin bragasabuelos gay pornmuy viejas pornofontanero sexmisrelatosporno.com de guatemalaporno en republica dominicaname deje follar por un desconocidorelatosmadura follando fontanerorelatos porno gratisporno gay dadysrelatos eroticos con mi hermanoenanas pornorelatos sexo abuelaseroticos 69.comhistoria reales y eróticas qué le hago el amor a mi sobrina menor qué usa tanga negra y está muy seximisrelatoporno.com de papa la tiene grande y folla asu hija colejalaxxx padres hijasvideos pornoeroticosjuegos porno rolbixesuales pornotodorelatos analhistorias de amor filialrelato erotico madreporno vistanietos follando a sus abuelasrelatos eroticos todorelato erotico mp3porno macizorrarelatos de cornudasmadres masturbando a sus hijosespiando a las vecinasmisgolosos.website gay pornmujeres vestidas desnudashistorias de crossdressermis primos me dieron por el culo relatosrelatos eroticos todorelatosporno gratis en babosasperro xxxcuentos porno videosporno hombres viejosporno dominicanosrelato erotico me goce a mi cuñadopoorno madurasrelatos porno de amor filial noche de baileporno relatos mi hija y yo sumisas del jefeporno lesbiscohondureñas pornomi mama me follofolle con mi hermanaporno pajillerasel mejor relato pornotravestido pornome follo al repartidorfollando en el geriatricomi abuela se masturbaporno violacionestrios visexualesel porno mas extremorelatos eroticos en batica trasparentechupame los pezonessexo gay camionerossexo gratis sadorelatos porno mi esposa asaltacunasmama te folloviejitas calientesrelatos a mi mujer le gusta que mepenetrenrelatos lluvia doradaRelatos gays mueve la colita bebefotos porno de chochosporno tia buenanietas follando abuelossexo abuelas nietosporno gay con pollas enormesfollo con mi mamaporno en universidaddesvirgandole el culo a mama relatosrumana porno