relatos porno
webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
- 19 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
- 22 anos


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
- Edad 19


Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi historia (1)





Relato: Mi historia (1)

MI HISTORIA


Estimados Lectores:


Soy Daniela de Mexico D.F. y tengo 20 años, estuve pensando
mucho antes de escribir sobre mi vida que es 100% verdadera, pero después de
leer las magnificas narraciones de chicas TRANSEXUALES como yo, me decidí a
hacerlo, con la convicción y aceptación de lo que soy actualmente a pesar de
haber nacido con sexo masculino, mi historia puede ser un poco peculiar ya que
desde muy pequeño por circunstancias de la vida fui forzado a aceptar un rol
femenino que no me pertenecía, pero que a través del tiempo me hizo cambiar para
convertirme en lo que soy ahora "UNA REAL HEMBRA". Esta historia contiene
narraciones de sexo que han estado presentes de una manera importante en mi vida
desde mis 15 años y que fueron el factor determinante para hacerme sentir
"MUJER".


Quede huérfano de padre y madre desde los 8 años y tuve que
irme a vivir con mi tía Rosa, hermana de mi madre quien me tomo bajo su tutela,
ahora formaba parte de una nueva familia, Rosa era viuda y tenia una hija de mi
edad, recuerdo mucho las primeras palabras que me dijo con cierta molestia "Yo
no se que voy a hacer contigo Daniel, si fueras niña te podría educar sin ningún
problema junto con tu prima, pero así no se que hacer, pero ya se me ocurrirá
algo"... Quero decirles que era un niño muy bonito con pelo lacio color castaño,
nariz respingada, ojos café claro y pestañas largas y enchinadas, aunque un poco
desgarbado, pero al fin y al cabo niño y travieso como todos los de mi edad,
tanto que Rosa me había puesto Daniel el travieso.


Como la casa de Rosa solo tenia dos recamaras me instalo en
la de mi prima llamada Lucy y mis pleitos con ella eran constantes, aunque me
traía cortito y me castigaba haciendo las labores de la casa propias de una
niña, a mi me molestaba de sobre manera y me revelaba ante tal situación y cada
vez se hacia mas difícil la relación con mi nueva familia.


Rosa era Doctora de profesión, salía a trabajar casi todo el
día y me empezó a obligar todas las mañanas antes de irse a tomarme un licuado,
que según ella contenía las vitaminas que me hacían falta para desarrollarme, no
me gustaba mucho la idea pero no me quedaba otra alternativa que tomármelo, al
cabo de un tiempo casi sin darme cuenta mi temperamento empezó a cambiar, ya no
peleaba con mi prima y hacia mis labores domesticas sin protestar, no me daba
cuenta de que el plan de Rosa estaba empezando a funcionar, tanto que ahora me
gustaba jugar con Lucy a juegos propios de niña y me portaba dócil y
sumiso, como Lucy se iba a la escuela yo tenia que encargarme de la casa,
limpiarla y hacer la comida, por las tardes ayudaba a Lucy a hacer sus tareas
mientras oíamos música o veíamos la tele, no me gustaba salir a jugar con los
niños y pasaba con ella todo el tiempo y me había vuelto muy delicadito en mis
modales y actitudes y Rosa se veía feliz con mi cambio.


Todos los fines de semana que Rosa estaba en casa, después
del baño estando desnudo revisaba mi cuerpo y con gran satisfacción y sin yo
entender porque lo hacia me decía "Hay Danielito cada día estas mas lindo y
ahora en el próximo curso escolar te voy a inscribir en la escuela de Lucy".


Una tarde cuando ya tenia nueve años Lucy me pidió que
jugáramos a las comadres, yo le dije que no podíamos porque yo era niño, a lo
que me contesto "No importa, vas a ver que si te pones mi ropa te vas a ver como
yo", al tiempo que me tomo de la mano y me llevo a la recamara, estando
dentro me dijo "Quitate toda tu ropa", mientras ella sacaba la que me iba a
poner, a mi ya me gustaba su ropa pero nunca me había atrevido a decírselo, ella
ya tenia sobre la cama, vestidos, faldas, fondos, tobilleras y ropa interior y
me decía "Andale escoge lo que te guste", con un poco de pena le dije, "esto me
gusta", tomando un conjunto de corpiño y calzoncitos rositas con estampados de
"Barbie", a lo que me dijo "Pues pontelos vas a ver que se te van a ver muy
bien", y así fue, me los puse sintiendo una sensación muy especial, ahora me
ponía un vestido, floreadito color rosita con falda de vuelo, y así siguieron
unas calcetas y unos tenis de "Barbie", que me quedaron bien ya que el
tamaño de mi pie era igual al de Lucy, cuando termine me vi al espejo y me sentí
muy bien al tiempo que Lucy recogía mi pelo, que ya tenia largo porque nunca me
llevaban a la peluquería, me hizo dos colitas que sujeto con listones del color
de mi vestido, y así pasamos toda la tarde jugando, ahora ella me llamaba por mi
nombre femenino "Daniela" y la verdad me sentía bien, estábamos tan entretenidas
que no nos dimos cuenta cuando llego Rosa, corrí a esconderme ya que me
avergonzaba que me viera así de niña, Lucy luego, luego le dijo, "Mami te
tenemos una sorpresa", y elevando la voz me llamo "Daniela ven para aca no te
escondas mi mama te quiere ver", muy apenado salí de mi escondite y cuando
estuve frente a Rosa exclamo con admiración "Pero que linda niña eres Danielito,
perdón Danielita, te ves muy bonita y yo creo que así te voy a traer todo el
tiempo", quiero decirles que esa noche dormí con un lindo camisón y calzones de
Lucy y desde ese día seguí vestido de niña y Rosa deshecho toda mi ropa de niño
cambiándola por la ropa de Lucy y otra que me fue comprando.


Así fueron pasando los días y poco a poco me fui sintiendo
mejor y ya me gustaba verme así de niña y Rosa y Lucy se veían encantadas, ahora
traía mi pelo muy arregladito con pasadores, moñitos y diademas, mi vida había
cambiado, no se con que influencias lograron que me aceptaran en la escuela de
niñas donde acudía Lucy, para esto Rosa ya me había aleccionado a
comportarme como toda una niña, que debía tener suaves modales, orinar sentada y
sobre todo a ocultar mi cosita en mis calzones.


Siguió pasando el tiempo y a los trece años mi cuerpo era muy
similar al de Lucy para satisfacción de Rosa que estaba muy al pendiente de que
así fuera, nunca fallaban los licuados y el examen semanal que me hacia y se
sentía contenta al ver como crecían mis tetitas, ahora ya las tenia redonditas
con pezones alargados y aureolas rosadas que denotaban su púber
desarrollo, mi cuerpo estaba libre de vellos, mi piel suave y tersa y tenia
formas propias de mujercita, cuando examinaba mi pene y testículos notaba que no
habían crecido y me decía "Esto algún día vamos a quitártelo linda y vas a tener
tu vagina", y para el colmo mi voz no había cambiado, ya estábamos en la
secundaria y comenzamos a usar brasier, Lucy ya había comenzado a reglar, para
lo cual Rosa me había explicado que yo no podría hacerlo pero que si quería
podía usar toallitas cuando Lucy lo hiciera ya que eso me haría mas
femenina, y así cuando ella reglaba me daba a mi mis toallitas que colocaba en
la entrepierna de mis calzones.


El despertar sexual no se hizo esperar, yo al principio no me
fijaba en los muchachos, pero tanto me hablaba Lucy de ellos que comenzaron a
llamarme la atención y a gustarme, y yo a ellos, Rosa nos había enseñado a ser
muy femeninas y coquetas y por consecuencia los niños del vecindario andaban
tras de nosotras, las faldas del uniforme de la escuela siempre las traíamos a
medio muslo, los jeans bien entallados, los shorts cortitos ajustados, nos
encantaban las minifalditas, tops ombligueros y la ropa interior de lo mas
linda, además siempre andábamos muy arregladitas con el pelo cortado a la ultima
moda y ya usábamos algunos cosméticos, yo ya me sentía toda una mujercita y era
muy coqueta, Rosa me decía que gracias a sus licuados mágicos me había puesto
muy linda, ahora sabia que el famoso licuado que siempre tomaba tenia algo
especial que me había transformado en una niña, pero ya no había tiempo de
protestar ya que me gustaba ser así, Rosa era muy abierta con nosotras y
realmente nos trataba mas que como hijas, como amigas, ella a pesar de su edad
treinta y dos años se mantenía joven y guapa, con un cuerpo hermoso que llamaba
la atención de los hombres, tenia sus amigos que llevaba de visita a la casa y
algunas veces se quedaban con ella toda la noche, tanto Lucy como yo nos dábamos
cuenta que algo pasaba en su recamara, ya que podíamos escuchar sus gemidos en
nuestra habitación, casi todos sus amigos eran muy guapos y alimentaban nuestras
fantasías sexuales, ella nos platicaba que el sexo era lo mas hermoso y nos
confiaba como lo hacia y lo que mas le gustaba, nosotros le preguntábamos con
gran curiosidad que se sentía y ella contestaba que ya pronto nos tocaría
hacerlo.


Cuando Lucy cumplió sus quince años como solo ella me llevaba
un mes de edad Rosa aprovecho para festejarnos a la dos y hacernos una gran
fiesta, nos compro unos lindos vestidos como de cenicienta largos de vuelo,
escotados y entallados del talle tipo corsé, el mío azul y rosa el de Lucy y por
primera vez usamos brassier y tangas de encaje, liguero, medias y zapatillas de
tacón alto, antes Rosa nos había mandado al salón de belleza para
que nos arreglaran el pelo, nos maquillaran y nos hicieran manicura y pedicura,
cuando terminamos de vestirnos parecíamos todas unas princesas, tuvimos una
linda fiesta y bailamos toda la noche con los muchachos del vecindario, Rosa
había invitado a sus compañeros de trabajo, todos Médicos, ya hombres maduros
como de treinta y cinco años, cuando ya se habían ido los invitados, excepto sus
amigos, Rosa nos llamo para brindar con ellos, ya estaban muy alegres y nos
sirvieron champaña, nunca habíamos tomado pero según Rosa la ocasión lo
ameritaba y aprovecho para presentarnos con Roberto su novio y Luis y Alberto
sus amigos, nos dieron un abrazo y una beso en la mejilla, diciendo que éramos
unas hermosas jovencitas, Alberto se sentó junto a Lucy y Luis junto a mi, Rosa
les contaba mi "situación" con orgullo, diciéndoles que yo era su sobrina y que
había llegado ahí siendo un niño travieso y que gracias a sus cuidados ahora era
una linda niña, a mi me daba pena, pero ellos lo tomaron con toda normalidad
situación que me hizo sentirme muy bien, además tanto Lucy como yo ya estábamos
un tanto desinhibidas por la champaña y les coqueteábamos alegremente, además
Rosa nos decía "Diviértanse niñas, ya es hora de que conozcan a verdaderos
hombres, ya son todas unas mujercitas", puso música suavecita y bailamos con
ellos, Luis me pareció muy guapo, alto, moreno claro y musculoso, sentía su
cuerpo pegado al mío tomándome con sus brazos, era una sensación diferente a la
que tenia con chicos de mi edad, su aliento lo sentía por mi cuello
produciéndome escalofríos nunca antes experimentados, además sentía una cosota
dura contra mi vientre, seguramente se había excitado, total nos la estábamos
pasando muy bien.


Después que se fueron los muchachos, ya en la intimidad con
Lucy, platicábamos de lo que habíamos experimentado esa noche, estábamos
bastante excitadas y cuando nos quitamos los vestidos Lucy se me quedo viendo y
me dijo "Hay Daniela tienes un cuerpo muy bonito, quien dijera que te ibas a
poner así" yo le conteste que ella no se quedaba atrás y como hipnotizadas nos
abrazamos y nos dimos un calido beso en la boca y me volvió a decir sin ocultar
su excitación, "Vamos a practicar los besos, ya que al rato no vamos a saber
como besar" y nos volvimos a besar pero ahora abriendo los labios y juntando
nuestras lenguas, Lucy en uno de sus besos aprovecho para quitarme el brassier y
acariciarme los senos una talla mas chica que los de ella pero duros y
redonditos, mi voluntad ya estaba hecha añicos y no proteste al tiempo que yo
hacia lo mismo con ella, cada que nos abrazábamos nuestras juveniles tetitas
chocaban sintiendo la dureza de nuestros pezones por lo calientes que
estábamos, ahora Lucy se bajo la tanga, tenia una linda vagina coronada por
un triangulito de escasos vellos, y me dijo "Tu tambien quitatela", baje mi
tanga mostrando mi pequeño y endurecido pene con un poco de vellitos por encima,
al tiempo que ella comenzaba a acariciármelo con la palma de la mano y llevaba
mi mano hacia su caliente rajita para que yo hiciera lo mismo, al rato las dos
gemíamos de placer, nos fuimos a la cama sin quitarnos el liguero y las medias y
nos seguimos acariciando y no tardamos en explotar en un delicioso orgasmo,
quiero decirles que antes ya me había masturbado llegando al clímax y nunca
experimente una eyaculacion, pero a esa edad ni idea tenia lo que era eso, no
habíamos terminado aun, nos sentíamos calientes, y no paraban las caricias y los
besos, Lucy estaba encima de mi y restregaba su vagina contra mi pequeñito
pipi endurecido, jamás la iba a poder penetrar, pero el roce estaba siendo
delicioso y no dejábamos de jadear hasta que volvimos a venirnos y así abrazadas
nos quedamos profundamente dormidas.


La mañana siguiente que era sábado, nos despertamos ya tarde
y nos metimos a bañar recordando con dulzura la noche anterior, antes de
vestirnos abrimos los regalos que nos habían dado y la mayoría era ropa, ahora
ya propia de una jovencita, vestidos, lencería, pantymedias, cosméticos y
perfumes, nos dábamos cuenta que ya no éramos unas niñas y nos estábamos
convirtiendo en mujeres, con gran emoción me puse un conjunto de brassier y
tanga de hilo dental color rosita de encajes que me quedo soñado y unas
pantimedias color clarito, me sentía muy femenina y en mis pensamientos le
agradecía a Rosa el haberme convertido en mujer, también me puse un hermoso
vestidito cortito de falda de vuelo descubierto de los hombros con tirantitos
color de rosa, la falda me llegaba a medio muslo y permitía lucir mis bien
torneadas piernas, me senté frente al espejo ya que quería usar los cosméticos
que nos habían regalado, puse rimel en mis pestañas, delinee mis ojos, puse
sombras claritas en mis parpados, me aplique un poco de polvo ángel face y rubor
en mis pómulos, ahora delineaba y pintaba mis labios color rosa clarito
brillante, todo esto con el sentimiento femenino de una verdadera mujer y me
sentía feliz con el resultado, me recogí el pelo, que ya me llegaba a los
hombros, y me hice dos lindas colitas con flequito, Lucy hacia lo mismo que yo y
cuando terminamos y nos pusimos nuestras zapatillas de tacón alto y perfume, nos
veíamos como dos lindas mujercitas mas grandes de lo que éramos.


Cuando nos presentamos ante Rosa no dejaba de decirnos lo
preciosas que nos veíamos y que ya éramos todas unas mujercitas capaces de
llamar la atención de los muchachos, nos sentamos a almorzar ya que teníamos
mucha hambre y en esas estábamos cuando Rosa nos dijo "Muchachitas que les
parecieron Luis y Alberto, ¿muy guapos verdad?", con cierto pudor nos reímos y
Lucy luego, luego le dijo "Ay mami a mi me encanto Alberto ¡Que hombre tan guapo
y varonil!" y ahora dirigiéndose a mi me dijo "Y tu Danny que me dices de Luis"
me ruborice pero le dije que me había parecido muy guapo al igual que Roberto y
Alberto, la conversación ya había hecho que se me humedecieran mis pantaletas,
tenia las piernas cruzadas y las apretaba casi llegando al orgasmo, Rosa se
daba cuenta ya que el rubor me subía y bajaba, Lucy estaba igual que yo y Rosa
nos dijo dijo "Ahh que niñas ¿ya quieren que se las cojan verdad?", nos reímos
por lo que dijo y Lucy se apresuro a decirle "Claro mami ya somos mujeres
¿Nooo?", yo aproveche para decirle que yo no era una mujer completa y que no
sabría como me podrían cojer, ella sonrió y me dijo "Por eso no hay problema
Danny, seguramente podrá gozarte por tus preciosas nalguitas, o sea que no
te preocupes, ellos tienen experiencia y sabrán hacerte mujer", yo le dije con
cara de asombro "Ay tía pero a Luis se la sentí muy grande tu crees que me quepa
por ahí" a lo que me contesto "Claro Danny al principio te dolerá un poco pero
vas a ver que luego ya no vas a querer que te la saque", estaba tan excitada que
apreté las piernas y no pude evitar estremecerme en un espontáneo orgasmo, tuve
que ir a la recamara a ponerme una toallita ya que sentía mi tanga toda mojada y
una vez que lo hice regrese con ellas.


Cuando llegue Rosa le decía a Lucy que los muchachos pasarían
por nosotras por la tarde para llevarnos a la casa de campo de Roberto, a pasar
el fin de semana "Ya es hora que sepan lo que son los hombres ¿No creen?" decía,
esto nos emociono y Lucy dijo "Vamos a pasar la noche con ellos mami, ¿y nos van
a cojer?", "Claro niña los hombres de esa edad no se andan por las ramas, pero
es hora que aprendan lo que es eso, que para mi es lo mas maravilloso del mundo
y ustedes ya son todas unas mujercitas deseosas de dar ese paso", se levanto de
la mesa y se fue a bañar y a arreglarse, Lucy y yo nos quedamos comentando lo
que vendría con gran emoción, cuando mi tía salio del baño todavía desnuda
secándose y luciendo sin ningún pudor su maravilloso cuerpo me dijo "Danny ven
conmigo al baño necesito enseñarte la higiene que debe tener una mujercita como
tu", entre con ella al baño y me dijo que me desnudara, así lo hice y con su
ducha vaginal en la mano, ya preparada me hizo que me empinara, con sus dedos
lubrico la entrada de mi ano e introdujo la cánula poco a poco, no pude evitar
respingar ante tal situación mientras me decía "Tienes unas nalgas preciosas
niña, relaja tu hoyito nena esto no es nada a comparación de lo que te van a
meter", trate de relajar mi ano al tiempo que sentía como entraba un chorro de
agua tibia y retiraba la cánula, me dijo ahora siéntate en el W.C. y expulsa el
agua, así lo hice y volvió a repetir la operación tantas veces hasta que estuve
limpia, la verdad ya me sentía excitada con tanta metida y sacada y ella me dijo
"¿Ya te gusto vedad nena?"...ay.... si tía que rico se siente, "Esperame tantito
chiquita", salio un momento y regreso con un vibrador que usaba ella, no era muy
grande pero si lo suficiente para mi iniciación, le puso un poco de lubricante,
como estaba empinada lo acciono y comenzó a pasarlo por mi ano que para esas
alturas ya tenia dilatado, no tarde en empezar a moverme cadenciosamente al
tiempo que lo metía y sacaba, sentía que me dolía pero quería que siguiera, ay,
ay, huuummm gemía de placer y no tarde en tener mi primer orgasmo como mujer,
estaba toda sudorosa y me dijo "¿Que tal nena verdad que te gusto?, ay si tía me
encanto le conteste, "Pues esto no es nada en comparación con lo que te vas
a sentir cuando te cojan cariño, ahora a vestirse porque se hace tarde".


Me envolví con una toalla y salimos, llamo a Lucy que veía la
televisión y nos dijo, "Quiero que se vistan muy sexy nenas, las quiero de
minifalda con sus tanguitas negras de hilo dental y tops ombligueros sin
brasier, no se pongan medias y usen sus sandalias de tacón alto y preparen sus
maletas con sus bikinis mas chiquitos y su ropa muy sexy", ahora me daba
cuenta de que Rosa era toda una zorra y quería convertirnos en dos lindas
zorritas y a mi no me incomodaba para nada.


Fui con Lucy a la recamara e hicimos lo que nos indico, yo me
puse un top color de rosa que solo me cubría los senos y que dejaba ver a través
de la tela mis endurecidos y erectos pezones, una minifalda e vuelo negra a la
cadera que resaltaba mis levantadas nalgas y permitía mostrar mis bien formados
muslos y piernas en toda su extensión, me metí una tanguita negra de encajes de
hilo dental que se perdía entre mis nalgas y dejaba al descubierto mi redondeado
trasero, se ajustaba perfectamente a mi entrepierna y para nada se notaba mi
pequeño pene y testículos por ultimo me calce unas sandalias descubiertas de
tacón muy alto negras, luciendo mis bien arreglados pies, cuando me vi. al
espejo de cuerpo completo podía ver a una linda chica muy sexy como quería Rosa,
arregle mi peinado y mi maquillaje, me puse perfume en zonas estratégicas y
quede lista, Lucy también ya estaba, nos veíamos preciosas, cuando salimos de la
recamara Rosa también ya estaba lista, muy guapa y sexy como nosotras, cuando
nos vio nos dijo "Que lindas niñas a ver dense una vueltecita", hicimos lo que
nos pidió y Lucy le dijo "Nos pusimos las tanguitas negras de encaje mami"
subiendo su faldita, yo también me la subí enseñando mi trasero, "Muy bien
zorritas, a ti Lucy te voy a dar una caja de condones para que no te embaracen y
tu Danny llevate el lubricante que tengo en el baño lo vas a necesitar, ahhh y
también pongan en su bolso unas toallitas para lo que se ofrezca", total ya
estábamos listas esperando a nuestros galanes con maletas y todas las
recomendaciones de Rosa.


Los muchachos no tardaron en llegar, cada uno nos saludaron
de beso en la mejilla y expresaron su satisfacción por lo guapas y sexis
que estábamos todas, Roberto llevaba una camioneta tipo Vam por lo que no hubo
problema para que nos acomodáramos, guardaron nuestro equipaje en el baúl y
salimos rumbo a la casa de Roberto, yo me senté en la parte de atrás con Luis,
Lucy en la parte de en medio con Alberto y Rosa adelante con Roberto que iba
conduciendo, en ese momento veía a Luis que venia muy guapo con una playera y
jeans bien entallados, realmente me emocionaba al ver el bulto de su
entrepierna, el no dejaba de verme las piernas que lucia en todo su esplendor
por lo cortito de mi falda, que se había subido casi al borde de mi tanga, por
mas que hacia por bajármela no daba mas, hasta que Luis me dijo, "Así esta bien
Danny tienes unas piernas preciosas", en el camino pasamos a un restaurante a
comer algo, ellos nos estaban tratando como reinas, yo no tenia mucha hambre por
lo que solo pedí una ensalada, pero como pidieron una botella de tequila y Rosa
nos dio permiso de tomar pues le entramos al tequila, como no estábamos
acostumbradas a tomar pues al rato ya estábamos muy alegres y desinhibidas y
Luis y Alberto no tardaron en ponerse románticos y muy cariñosos, claro Rosa ya
estaba acariciándose y besándose con Roberto por lo que siguiendo el ejemplo
nosotras no nos quedamos atrás, Luis ya me tenia abrazada, acariciaba mis
piernas y besaba mi cuello, no tardamos en comenzar a besarnos, ahora sabia lo
que eran los besos de un hombre y me sentía como flotando y muy excitada,
juntaba mi lengua con la suya y me hacia estremecer, yo por debajo de la mesa le
acariciaba tímidamente el bulto de sus pantalones que se sentía enorme, todos
estábamos en lo mismo hasta que Roberto pago la cuenta y salimos al auto, yo me
sentía feliz y tome a Luis de la cintura para no caerme por lo mareada que me
sentía, ya en el auto Roberto puso música suavecita y como ya
estaba atardeciendo se hizo un ambiente muy romántico, Luis me abrazo y yo me
acurruque en su lindo y musculoso pecho, seguía besándome y acariciando mis
piernas y como estaba de ladito casi sobre el con la piernas cruzadas podía
subir su mano hasta mis nalgas y con sus dedos hacia a un lado la tirita de mi
tanga jugando en la entrada de mi ano, yo ya gemía de placer, ahora metía su
dedo en mi apretado hoyito y yo respingaba pero me estaba gustando demasiado,
lleve mi mano a su entrepierna tratando de bajarle en cierre del pantalón
y cuando lo logre y baje su trusa como resorte salto su tremenda cosota que tome
con mi mano, apenas si la podía abarcar, podía sentir su dureza como roca pero a
la vez la suavidad de su piel, subía y bajaba mi mano y el seguía metiendo su
dedo en mi culito, estábamos en un profundo beso y no pude evitar experimentar
un delicioso orgasmo, Luis se dio cuenta porque sintió los espasmos de mi ano en
su dedo que tenia adentro y me dijo al oído "Eres una putita bien caliente
cariño" y como seguía acariciando su tremenda cosota me dijo "¿No te gustaría
chuparmela nena?" lo vi. picaramente a los ojos y me acomode para hacerlo, ahora
la tenia frente a mis ojos y tímidamente comencé a pasar mi lengua por su
enrojecida cabezota de la cual salía un liquido cristalino, tenia un sabor
saladito pero nada desagradable, con trabajos podía metérmela en la boca, el
dijo "Con cuidado nena no me vayas a morder, usa solo los labios" y así lo hice
y no tarde en acostumbrarme a su tamaño y ahora me la metía hasta la garganta y
subía y bajaba mi mano en el resto de su tronco, no se cuanto tiempo estaría
así, cuando el auto se detuvo porque ya habíamos llegado, me incorpore y Luis se
acomodo subiendo el cierre de su pantalón, yo todavía saboreaba su rico aroma
cuando Roberto dijo "Ya llegamos mujercitas, ahora a divertirnos".


La casa de campo de Roberto era muy bonita, de una sola
planta, dos recamaras con baño, estancia y cocineta, alberca jardín y yacussi,
los muchachos llevaron nuestras cosas a nuestras respectivas recamaras, en una
nos acomodamos las mujeres y en otra ellos, Roberto nos dijo "Pónganse cómodas y
nos vemos en el yacuzi para relajarnos del viaje", entramos para desempacar
nuestras cosas y nos pusimos a observar la habitación, había dos camas king zize
muy cómodas y un baño muy bonito con tina y bidet, yo no sabia lo que era eso y
Rosa me explico que era para la higiene femenina y que luego me diría como
usarlo, nos desnudamos para ponernos los bikinis de hilo dental y cuando
me estaba poniendo el calzón como estaba muy chiquito le dije a Rosa que me
costaba un poco de trabajo ocultar mis pequeños testículos a lo que me contestó
"Mira Danny el siguiente paso que vamos a dar es quitartelos por medio de una
operación que es muy sencilla, la semana que entra la podemos hacer y además al
ya no producir hormonas masculinas te podrás desarrollar mejor como mujercita y
vas a ver que tus senos te van a crecer mas como los de Lucy", ella era talla 34
"B" y yo 32 "A" y siempre había deseado tenerlos como ella, eso me alegro mucho
y le manifesté que era muy linda conmigo y que le agradecía que me hubiera
convertido en mujer, ella también se alegro por lo que le dije y me dio un beso
en la mejilla y aprovecho para decirnos "Ya las vi. que venían muy románticas
con Luis y Alberto, verdad que están bien buenos y son todos unos hombres", Lucy
se me adelanto y le dijo "Ay si mami lo que mas deseo es entregarle mi
virginidad a Alberto, en el camino me puso bien caliente me venia chupando las
tetas y acariciando mi rajita y me vine dos veces" a lo que le contesto "Si ya
me había dado cuenta, ¿y a ti Danny como te fue?" me puse roja de pena pero le
dije "Ay tía Luis tiene una cosota bien grande, que le vine chupando todo el
camino, sabe delicioso, el me metió un dedo en mi ano e hizo que me viniera",
tanto ella como Lucy se rieron y mi tía dijo "Pues eso no es nada en comparación
con lo que vamos a gozar, se los digo por experiencia nenas, así que veámonos
porque ya nos han de estar esperando".


Salimos las tres con nuestros diminutos bikinis rumbo al
yacuzi luciendo nuestros sensuales cuerpecitos, cuando llegamos ya estaban los
muchachos dentro del agua que brotaba a borbotones en una nube de vapor luciendo
sus bien formados torsos, habian llevado unas botellas de vino y estaban muy
alegres, cuando nos vieron se quedaron con la boca abierta y Roberto dijo "Que
lindas mujercitas nos vamos a comer verdad muchachos, metanse al agua nenas esta
rica", yo me metí junto a Luis, Lucy junto a Alberto y Rosa casi encima de
Roberto que cuando lo sintió exclamo "¡Amor no traes traje de baño!" a lo que le
contesto "¡Nosotros ya estamos listos, cariño!" y si efectivamente, alargue mi
mano bajo el agua y toque el pene y testículos de Luis, estaba al natural y por
la expresión de Lucy Alberto también, Luis se levanto y salio del agua para
servirnos unas copas de vino, tanto Lucy como mi tía voltearon a verlo, tenia su
pene semi erecto pero aun así se veía enorme, por la cara de asombro que
hizo mi tía, gran conocedora de esas cosas, me daba cuenta que estaba viendo
algo fuera de lo normal y no pudo evitar decir "¡¡¡Guauuuu que cosa tan
rica!!!", Roberto de inmediato se levanto y aunque tenia el pene bien parado no
era de ese tamaño y le dijo a Rosa "Mira amorcito el mío también esta rico", a
lo que le contesto "Claro cariño ya sabes como me gusta y ya lo conozco pero el
de Luis esta tremendo", nos reímos mientras que Luis nos daba nuestras copas y
las tres estábamos como hipnotizadas con aquel tremendo pene balanceándose ante
nuestros ojos, Alberto también se levanto mostrando su verga bien parada mas o
menos del tamaño de la de Roberto a lo que Rosa dijo "Pues ahora resulta que la
ganona fue Danny ¿Nooo?", Luis con una carcajada dijo "No se peleen que para
todas hay, pero primero Danny tiene que probarlo" al tiempo que me lo acercaba a
centímetros de mi boca, orgullosa lo tome con la mano y le di un beso en la
punta y unas chupaditas, de reojo veía a Rosa que solo movía la cabeza mientras
yo seguía gozando con mi rico caramelo que ahora ya estaba bien erecto, Rosa le
dijo a Roberto "¿De veras me vas a dejar probar la verga de Luis, cariño esta
enorme", a lo que le contesto "Si mi amor no te preocupes, pero primero vas a
cojer conmigo", al tiempo que le quitaba la parte de arriba del bikini para
chuparle sus apetitosas tetas, ella se puso encima de el quitándose el resto del
bikini y de un golpe se sentó en la verga de Roberto diciéndole "Cojeme mi amor,
cojeme que estoy que me derrito", mientras yo seguia chupandoselo a Luis, Lucy
se levanto para quitarse el bikini, Alberto la cargo en sus brazos para sacarla
del yacuzi y tomaron sus toallas para secarse y se fueron a la recamara, yo
seguia en lo mio haciendo gemir de placer a Luis y veia a Rosa como gozaba con
Roberto que se la cogia en todas las posiciones posibles, ahora Luis me empinaba
en la orilla del yacuzi levantando y separando mis nalgas pasando su lengua por
la entrada de mi ano, me hacia estremecer cada vez que lo hacia, al mismo tiempo
con sus dedos trataba de dilatarme e introducía su lengua por mi estrecho
hoyito, después de un rato ya me tenia súper caliente y deseaba ardientemente
que me cogiera, como adivinando mis pensamientos sentí como ponía su verga en la
entrada de mi ano, ahora recordé que no llevaba el lubricante que me había dado
Rosa pero ya no había tiempo para eso, sin embargo el me estaba lubricando con
sus jugos y su saliva y yo paraba mis nalgas y abría las piernas para
facilitarle la entrada, el empujaba suavemente su cabezota tratando de
metérmela, cuando sintió que podía hacerlo presiono logrando meter la punta, di
un grito de dolor pero como me tenia de la cintura no dejo que me saliera y
volvió a arremeter y ahora ya me tenia ensartada y sentía que me partía en dos
y la deslizaba poco a poco hacia adentro, se me salieron las lagrimas del dolor
que sentía y no pude evitar emitir un sollozo a lo que me dijo "Ya casi esta
adentro mi nena aguanta un poco" y de un empujón la acabo de meter todita ya
sentía rozar su peludo vientre en mis nalgas, poco a poco comenzó el mete y
saca, ahora mis sollozos se convertían en gemidos de placer, sentía algo nunca
antes experimentado que me hacia enloquecer de lujuria, voltee a ver de reojo a
Rosa que estaba en la misma posición que yo y Roberto la poseía por el culo y
por sus gemidos estaba teniendo un orgasmo, esto me calentó mas y no pude evitar
tener mi orgasmo entre una serie de intensos espasmos, era mi primer orgasmo con
la verga de un hombre dentro de mi que me llenaba completamente, Luis me seguía
cogiendo y su verga entraba y salía por mi ano como un pistón incansable de
placer, no se cuanto tiempo estaríamos así pero cuando se vino yo ya había
sentido dos orgasmos mas, cuando exploto sentí como llenaba mis entrañas con su
esperma que le salía a chorros y yo apretaba mi ano exprimiéndolo hasta la
ultima gota, cuando sentí que lo sacaba me volteo hacia el y me dio un amoroso
beso que le correspondí de igual forma y nos tendimos abrazados en el yacuzi
siendo acariciados por los chorros de agua que salía, Luis ahora chupaba mis
tetitas como un lindo bebe, puede ver a Rosa que había salido del yacuzi con
Roberto y tendidos en una toalla en el suelo el se la seguía cogiendo, ella
encima frente a el como si cabalgara un brioso corcel y no tardo entre gemidos
convulsionarse en un prolongado orgasmo.


Nuevamente se metieron al yacuzi junto con nosotros, yo
estaba toda adolorida y rosada pero me sentía feliz y mujer en toda extensión de
la palabra y Luis ya tenia la verga nuevamente lista, Rosa se dio cuenta y
volteo a ver a Roberto para decirle con impaciencia "Cariño déjame probar la de
Luis siiiiii", Roberto le dijo "Eres insaciable cariño anda pues", al tiempo que
me tomaba de la mano sacándome del yacusi tendiéndose en la toalla a la orilla,
ya estaba listo y me dijo"Ahora Dany gózame a mi", voltee a ver a Rosa que ni
tarda ni perezosa ya estaba cojiendo con Luis gozando al máximo su tremenda
verga emitiendo sonidos de lujuria, yo abrí las piernas y me senté en la verga
de Roberto que me fui metiendo poco a poco ahora ya sin dificultad por lo
dilatada que estaba y disfrutando cada centímetro que me entraba, me incline
hacia el para que chupara mis tetas cosa que hacia con gran habilidad, yo subía
y bajaba y no tarde en venirme nuevamente y así varias veces hasta que sentí sus
chorros de leche en mis entrañas, me recosté en su velludo pecho apretando su
verga con mi ano para que no se saliera, Roberto me pidió que lo besara y nos
unimos en apasionados besos, sentí como nuevamente crecía su verga dentro de mi
y movía mis caderas disfrutándolo al máximo, ahora sin salirse me levanto en
vilo y me recostó en la toalla subiendo mis piernas en sus hombros bombeándome
frenéticamente, no se cuantos orgasmos me hizo experimentar antes de volver a
inundarme con su semen.


Rosa estaba feliz con Luis quien a pesar de su hombría se
veía que no la llenaba, aunque lo estaba gozando de lo lindo, la verdad yo me
sentía mas a gusto con Roberto, era muy cariñoso, podía disfrutarlo mejor y me
lastimaba menos, Roberto nos sirvió unas copas y nos dijo que nos metiéramos a
la recamara que estaba desocupada, ya que Alberto y Lucy ocupaban la otra y no
daban señales de vida, seguramente estaban disfrutando igual que nosotros,
tomamos nuestras copas y nos metimos a la recamara, tuve que ir al baño ya que
mi culito estaba inundado de semen y me escurría por las piernas, Rosa me siguió
y ahora me enseño a usar el bidet, sentada en el con las piernas abiertas
recibía en mi adolorido culito los chorros de agua tibia que servían como un
bálsamo que lo limpiaban y acariciaban y me dijo "¿Que tal Dany como te
sientes?"... hay tía me siento feliz toda una mujer, ella también uso el bidet y
me recomendó que usara la crema lubricante ya que la noche no había terminado
aun y así era, cuando salimos del baño nuestros galanes ya estaban con sus
vergas bien paradas y listas a atacar de nuevo, tomamos nuestras copas y mi tía
dijo dirigiéndose a Roberto, "Querido quiero seguir cojiendo con Luis" para mi
satisfacción Roberto le contesto "No hay problema cariño yo quiero seguir con
Dany es todo un caramelito y aprieta muy sabroso" Rosa le dijo riéndose que era
un sádico y el le contesto que ella era una insaciable adoradora de las vergas
grandes, nos reímos todos y cada quien se acostó con su pareja, Roberto me
abrazo con mucho cariño y nos besamos apasionadamente, ahora comenzaba a
acariciarme y besarme todo mi cuerpo, chupaba mis tetitas, besaba mi vientre y
con su lengua lamía mi pequeño pipi como si fuera mi clítoris sentía escalofríos
por todo mi cuerpo, me volteo y separando mis nalgas lamía con gran habilidad la
entrada de mi rosado ano, sentía delicioso y nuevamente estaba derritiéndome
con ganas de que me poseyera de nuevo, se tendió de espaldas y me pidió que
hiciéramos un 69, yo no sabia como era eso pero el me coloco encima de el para
que le mamara la verga mientras yo ponía mis nalgas a su disposición para que
siguiera lamiendo mi colita y mi ano, tome su verga con mi boca que ya estaba
dura como roca y comencé a chuparsela, ahora ya sabia como y como era de menor
tamaño que la de Luis podía hacerlo mejor, así estuvimos un buen rato gozando de
lo lindo, sentía como clavaba la lengua en mi hoyito dilatado haciéndome gemir
de pasión yo subía y bajaba mi boca a lo largo de su pene ayudándome con una
mano acariciando sus testículos y moviéndola en la parte de su tronco que no
alcanzaba a meterme en la boca, yo ya había sentido un orgasmo cuando el entre
gemidos de placer Roberto se descargo en mi boca al tiempo que yo me venia
nuevamente, me tragué y saboreé su rico semen, me supo delicioso, nunca lo había
probado y con mi lengua recogí todo lo que pude hasta dejarlo limpio.


Tanto Rosa como yo recibimos verga toda la noche hasta bien
entrada la madrugada que me quede dormida encima de Roberto agotada de placer
sintiendo su verga dentro de mi, me sentía feliz me había tratado como una mujer
de verdad con cariño y amor, me desperté ya entrada la mañana al momento que
Roberto me estaba penetrando, me tenia tendida boca abajo con las piernas
abiertas y me estaba cojiendo delicioso y tuvimos un tremendo orgasmo mañanero,
cuando terminamos le pregunte por Rosa y por Luis y me dijo que ya se habían
levantado y como yo estaba dormida el me había querido dar un dulce despertar al
tiempo que me besaba en la boca diciéndome que era una niña muy linda y que me
quería mucho, como me tenia en sus brazos me cargo en vilo sujetándome de mis
nalgas y yo me colgué de su cuello y así me llevo a la regadera, la abrió y bajo
el chorro así como me tenia me la volvió a meter yo subía y bajaba mis nalgas
mientras nos besábamos ardientemente, me tenia bien empalada y no tardamos en
venirnos nuevamente, era una fuente inagotable de placer y me hacia inmensamente
feliz.


Cuando terminamos de bañarnos mientras me estaba secando el
se puso unas trusas, se peino y salio de la habitación no sin antes decirme que
me esperaba para desayunar, me senté frente al espejo a cepillarme el pelo y
pude ver unas grandes ojeras en mi cara que denotaban el placer al que había
estado sometida toda la noche, recogí mi pelo con un juvenil chonguito, me puse
crema en todo el cuerpo y sobre todo en mi rosado hoyito que a pesar de estar
así deseaba que me siguieran cojiendo, enchine mis pestañas, puse un poco de
maquillaje para disimular las ojeras y pinte ligeramente mis labios, no sabia
que ponerme pero podía adivinar que pronto estaría nuevamente desnuda, por lo
que solo me puse una camisetita de algodón entallada color blanco que dejaba
traslucir mis senos y parados pezones, un shortcito negro súper entallado que se
me metía por el culo y unas sandalias blancas descubiertas de tacón alto y salí
al encuentro de Roberto.


Ya estaban todos en la cocineta muy alegres y
contentos, podía oler el rico desayuno que ya tenían preparado. yo tenia mucha
hambre y no era para menos, Rosa fue la primera que me vio y me dijo con cierto
sarcasmo, "Hola nena como amaneciste?, ya me platico Roberto que te portaste muy
bien con el ¿Verdad?", no pude evitar sonrojarme y solo esboce una leve
sonrisita, Roberto muy atento me paso un jugo de naranja al que le puso un
chorrito de vodka y me dijo "Tómatelo cariño, con esto te vas a sentir muy
bien", me senté junto a Lucy que se veía feliz, nos vimos con cierta picardía y
complicidad a los ojos, y sin que me dijera nada podía adivinar que se la había
pasado de maravilla, ella al igual que Rosa tenían puesto sus breves bikinis y
los muchachos al igual que Roberto llevaban solo trusas, se veían maravillosos y
excitantes con sus bultos que no podían ocultar, eran todo un sueño erótico
que podía satisfacer a las mas exigentes mujeres, apure mi desayuno ya que tenia
mucha hambre, pan tostado, huevos revueltos y mi jugo que me hizo revivir tal y
como Roberto me había dicho, Lucy estaba muy acaramelada con Alberto y Rosa con
Luis al que seguro no soltaría, Roberto no parecía molesto ya que se acerco a mi
y me dijo que lo tenia fascinado al tiempo que me daba un amoroso beso en los
labios que yo le correspondí, realmente yo también estaba encantada con el me
había tratado con mucho cariño al hacer el amor y me había hecho sentir como
toda una mujer, me tomo de la mano y me llevo a un sillón de la sala y me sentó
en sus piernas como si fuera su niñita, ahora comprendía que me había hecho
falta el cariño de un padre, no se si por el vodka o porque me tenia fascinada
lo abrase por el cuello y lo bese con todo el amor que el había hecho surgir en
mi, el con sus manos delicadamente acariciaba mis endurecidos pezones por debajo
de mi camiseta y podía sentir como crecía su masculinidad abajo de mi trasero,
no tardo mucho para que yo sintiera oleadas de fuego dentro de mi y con ganas de
que me hiciera el amor nuevamente, me cargo en sus brazos y nos metimos en la
recamara, me deposito en la cama y mientras el se quitaba la trusa yo hacia lo
mismo con mis shorts y mi camiseta, se acostó junto a mi rodeándome con sus
musculosos brazos y me beso como no lo había hecho antes, cuando menos así lo
sentí yo y me dijo "Nena me estoy enamorando de ti como un adolescente", yo le
dije que a mi me estaba pasando lo mismo pero que no sabia que iba a pensar
Rosa a lo que me dijo "No te preocupes nena, mi relación con ella no es seria y
ella también lo sabe, ya vez apenas vio una verga mas grande y luego, luego me
dejo, por lo que no debes sentirte mal, yo quiero que tu solo seas para mi y
quiero que seas mi novia", me encanto que me dijera eso ya que sentía una
atracción muy especial hacia el y le dije que si quería ser su novia y nos
unimos en un apasionado beso como preludio para que volviéramos a hacer el amor
ahora de la manera mas dulce y tierna, como una pareja de enamorados y me quede
profundamente dormida en sus brazos.


Cuando despertamos ya serian como la cuatro de la tarde nos
pusimos nuestros trajes de baño y fuimos en busca de los demás, todos estaban en
la alberca jugando con una pelota y claro todos también en pelotas nos quitamos
nuestros trajes de baño y nos unimos con ellos al juego, yo ya me sentía agotada
y hambrienta por lo que le dije a Rosa que preparáramos algo para comer, salí
del agua junto con ella nos secamos y nos fuimos a la cocina para preparar unos
sándwiches, aproveche para decirle que Roberto quería que fuera su novia y le
pregunte que si ella no se molestaría a lo que me contesto "Claro que no mi
querida niña mi relación con Roberto es solo de amistad y no habíamos
formalizado nada, el es muy dulce y vas a aprender muchas cosas, tiene dinero y
te va a tratar como una princesa, así que aprovecha la oferta, a mi solo me
interesa el sexo y con Luis la estoy pasando de maravilla".


Desgraciadamente el día terminaba y teníamos que regresar
a la Capital, en el camino de regreso Roberto no manejo y me vine con el en la
parte trasera del auto, yo traía una minifalda y no me había puesto la tanga por
lo que el aprovecho para hacerme el amor nuevamente, esos días habían sido de
inmensa felicidad, había conocido el sexo y el amor de un hombre en todo el
sentido de la palabra y me alegraba sentirme mujer.


Este es el fin de la primera parte y pronto continuare "MI
HISTORIA".


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 10.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Mi historia (1)
Leida: 2069veces
Tiempo de lectura: 27minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes



Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados












relatos eroticos












Webcams Porno Exclusivas


Principal | Libro de Visitas | Contáctanos | Envia tu relato | Mis Relatos Porno.com


follo tiaporno madre hija y noviorelatos porno con vozpezones enhiestosporno caninoporno velludomuy zorrs.comrelatos de guarrastrios pornograficospollones erectoscuentos eroticos videosporno gay con perrosrelatos porno audiocornudo pornrelatos eroticos de ninfomanaschat tarot aitanaporno pajillerotrios pormorelatos eroticos incestos en familiaamateur primer analporno sexo madre hijofollar vecinafollada universitariafollando con campesinaspenes y coñosme pedian leche materna relato eroticorelatos cibersexomadres solteras pornonenas masturbandosetodorelatos xxxrelatos dominacion gayrelatos masturbacionesmi suegro me preño con su vergota y soy nueva relatos sexporn madre e hijaorgias de swingerrelatos porno profesorrelatos pornos porque a las mujeres les apesta el c***Relato pornos mujer con vestido de novia fallando a un desconocidohermano folla hermanavideo porno gallegotrios amateursmujer fea follandochupandome la pollaprincipiantes pornoRelatos Eroticos tienes una pichota miamorporno abuelo nietaeroticos oviedoultimos relatos de sexoreyes magos pornoabuelo pervertidolos mejores orgasmos pornoRelatos cogiendo a mi sobrinarelatos pornos de zoofiliapaulina travestiincestuosa pornoporbo gayvieja de 80 años follandorelatos lésbicorelatos sexo suegrasporno anomadre y hija pornodominación femenina relatosrelatos porno en el bustravestis en calimaduras orgiasexo porno español gratisnovios pornome folle al repartidorrelatos en el bus fajan a mi esposaRELATOS EROTICOS CON LA CUÑADArelatos eroticos nuevostia buena tetaslinea caliente pornofotos porno graciosasrelatos heroticos incestorelatos pederastasesposo invita a negro aculiar a esposa xvideo